¿Cómo perdonarme a mi mismo y a los demás?

¿Cómo perdonarme a mi mismo y a los demás?

El perdón es una muestra importante de amor para ti y los demás. Es un signo de fortaleza, no una debilidad. ¡Aprende el camino de esta hermosa virtud!

Me perdono y te perdono

¿Qué es perdonar?

La respuesta es muy sencilla…

El perdón es un  instrumento que nos fue regalado  para  liberarnos de sentimientos como el  enojo, culpa, rencor o venganza cuando alguien nos ofende.

Al usarlo evitamos  “ser vulnerables” porque desechamos emociones nocivas que  puedan afectar nuestra estabilidad. Es una decisión personal de mantener la paz  y conservar  nuestras relaciones personales lo más sanas posibles. Perdonar no significa olvidar; sino más bien recordar sin dolor.

Es una forma de  comprender que todos nos equivocamos en algún momento, ya sea en acciones o palabras. El  perdón es una muestra muy importante de amor sobre todo para ti  y los demás.

Es un signo de fortaleza, no una debilidad  y no cedes el poder mejor aún ¡Lo transformas!

¿Qué pasa cuándo perdonas?

Nuestras relaciones serán más saludables, al poder disfrutarlas de mejor manera y sentir mas empatía con nuestro entorno.

Nuestra salud mental mejorará pues nos ayuda a disminuir el estrés, la ansiedad y la agresividad. Nos libera de ataduras y sentimientos negativos ocasionados por  situaciones  del pasado. El perdón sanara nuestras  heridas y a nuestro corazón.

Al perdonar le quitamos el control a  situaciones  que nos traen recuerdos de dolor, pero  que de igual manera nos llevan hacia  nuestro propio bienestar. Dejas de ser juez y cómplice de las cosas que te disgustan. Finalmente nos  libera de ataduras y sentimientos negativos. 

¿Qué camino seguir para lograrlo?

El camino más idóneo es estar dispuesto a perdonar y a perdonarte… no es un trayecto tan simple pero es un avance, que no cambiará lo que paso ¡Pero sí tu futuro! 

  • Reconocer  los hechos que te causan esa herida… cuál ha sido el daño y qué ha pasado… Te acercan a tu sanación.
  • Reflexionar de la manera más objetiva que puedas; no tengas miedo ni  vergüenza, no te exijas  perfección…se realista y paciente.
  • El recuerdo podrá resultar hiriente pero te ayudará a sacar los sentimientos negativos y  a cerrar  la herida
  • Aprende de la experiencia, date cuenta y pide disculpas si es necesario.

Solo sí sabes qué es lo que sientes… podrás decidir que es lo que quieres sentir.

Todo lo que sentimos es útil aunque en ocasiones nos lleva un tiempo comprender el porqué de ello. Recuerda que no tienes el control de lo que piensen o sientan los demás, pero sí de tus pensamientos y acciones. Entender que el rencor y la paz son polos opuestos…hace que te des cuenta que no puedes albergar ambos sentimientos. Al soltar esas emociones que te atan, podrás comprender que perdonar nos hace más grandes, más sensibles y sabios

Aunque  no siempre es suficiente decirlo… ¡Pero sí trabajarlo de forma consciente e inconsciente para nuestro bienestar!

Libera tu dolor, cúrate a ti mismo

Perdonarte  y  perdonar… es una gran liberación.

¡Expresa tu dolor!, grita, escribe, háblalo en confianza con alguien más, suelta todo lo que sientes… suelta, suelta y suelta. El verdadero perdón nunca viene de afuera sino más bien  nace dentro de ti, porque es unidireccional, el otro ni siquiera tiene que saberlo

Perdonar no es reconciliación, ni exculpar…simplemente es dejar ir el dolor.  Al perdonar  le sueltas la mano al pasado y le abres la puerta a un futuro sin cargas inútiles. El perdón no es espontáneo, es un proceso que como tal llevará su tiempo para trascender. Cuando tomas la decisión de  perdonar aceptas dejar ir el rencor que te atrapa. Le quitas el poder a lo que te hace daño. Al perdonar a alguien más te perdonas a ti  también y le das espacio a tu felicidad.

Te recomendamos un libro con el que compartimos su visión respecto al tema, ya que hace énfasis en temas de superación, amor propio relacionado al perdón, la culpa y la consciencia emocional. Ésto si gustas adentrarte más en el tema.

Covadonga es una coach de vida con un enfoque espiritual y práctico; esta es una cita suya pertinente al tema que nos gusta mucho:

“Perdonas porque asumes toda la responsabilidad de tus experiencias vitales y sabes que esa es la única vía de sanación, porque sabes que eres corresponsable y que perdonar te libera porque no hay nadie fuera a quien perdonar sino a ti mismo”.   Libro “Aprendiendo a amar”  de la autora Covadonga Pérez Lozana.

El perdón
Instagram.com/covadongacoach

¡Esperamos que tengas un excelente día! cualquier duda o comentario no dudes en contactarnos.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Leave a Comment